lunes, 24 de julio de 2017

Podemos y la caza.


Por mucho que se quiera ocultar, el objeto y el sentido de la caza consiste, esencialmente, en entregarse al “placer” (parece que para algunos lo es) de acosar y matar animales salvajes. Se puede investir al cazador de deportista, de ecologista, de motivo turístico o de recurso económico. Se puede admirar, sin duda, el rico patrimonio cultural (lingüístico, etnológico, artístico, etc.) asociado a la caza. Pero el cazador es, ante todo, un señor (muy pocas veces, insisto, una señora) al que le gusta disparar a animales, sean perdices o elefantes, sin otra necesidad que la de entretenerse con ello (y, en ocasiones, afirmarse – sospecho – en roles de masculinidad radicalmente opuestos a los valores que desde la izquierda deseamos promover). Y todo esto, insisto, es un asunto y un problema moral que, como mínimo, hay que discutir... 
De todo esto trata nuestra última colaboración en el diario.es Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aqui.

miércoles, 19 de julio de 2017

Deberes y paciencia.

Los profesores, por lo visto, somos infalibles y no debemos ser fiscalizados ni por expertos ni por los ciudadanos a los que servimos. Nuestra probada competencia didáctica (adquirida, en la mayoría de los casos, sobre la marcha) supera –por lo que se ve– todos los grandes paradigmas de la pedagogía de los últimos cien años... Sobre esto trata nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.  

miércoles, 12 de julio de 2017

Deberes y renovación pedagógica.

Hay muchos motivos para que miremos con desconfianza la práctica o, cuando menos, el abuso de los deberes (suponen una intromisión en la vida familiar, disminuyen el tiempo de ocio y formación extraescolar del alumno, crean situaciones de desigualdad – hay familias más preparadas o adineradas para ayudar a los niños con los deberes –, apagan el interés de los chicos por la escuela, al aumentar el estrés y multiplicar tareas repetitivas y aburridas, etc.), pero más allá de todos estos motivos está una cierta idea, mísera y falsa, de la educación: aquella que la entiende como un penoso esfuerzo, ni deseado ni elegido por los niños, y al que, por tanto, hay que forzarles continuamente a través de tareas obligatorias... Sobre todo esto trata nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

miércoles, 5 de julio de 2017

Un mundo sin filosofía.

Me pregunto qué pensaría un escritor o un profesor de literatura si oyera decir al presidente del Instituto del Cómic del Consejo Superior de Investigaciones Literarias (el CSIL) – caso de que tal cosa existiera – que “el cómic es la literatura de hoy, que satisface todos lo que se exige a la literatura, que la literatura clásica está obsoleta, y que la palabra sin el respaldo de la imagen carece de valor literario”. Pues bien, hace ya tiempo escuchaba al presidente del Instituto de Física Teórica del CSIC decir que la física es la filosofía de hoy, que satisface todo lo que se exige a un conocimiento racional sobre la realidad, que la filosofía clásica está obsoleta, y que las especulaciones sin el respaldo de los experimentos no tienen valor cognoscitivo... Sobre esto trata nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

lunes, 3 de julio de 2017

8ª y 9ª y última sesiones del Taller de Filosofía del Ateneo.

El pasado miércoles celebramos nuestra 9ª y última sesión del Taller de Filosofía del Ateneo de Cáceres, dedicada a discutir el papel de la filosofía en la educación. Aquí tenéis la presentación de esta última ponencia. Y el miércoles anterior culminamos, en la 8ª sesión, todo lo referido a la metafísica, tratando de las metafísicas trascendentales y del asunto de la existencia de Dios. Aquí tenéis la presentación que utilicé en esta penúltima sesión y una bibliografía básica. 

Tras estos meses de taller, creo que la experiencia ha sido muy gratificante para todos y que el próximo curso volveremos a dar vueltas (cada vez más profundas) a las viejas y siempre renovadas cuestiones filosóficas. Tal vez en eso consista -- como decíamos el último día -- vivir como un ser humano... 

Quiero daros las gracias a todos por vuestra paciencia (las sesiones han sido, a veces, demasiado largas y densas), por vuestras intervenciones (que -- mea culpa -- tendrían que haber sido muchas más) y por vuestras ganas de seguir. ¡Sois una verdadera escuela de filósofos! 

Quiero también agradecer la invitación y el apoyo constante de Estaban Cortijo, Javier Dominguez, Honorio Alfonso y Antonio Salido entre otros directivos y amigos del Ateneo. También a mi amigo y maestro Juan Antonio Negrete, por sus orientaciones bibliográficas y sus brillantes ideas para cada uno de los temas tratados.

Un abrazo y feliz verano a todos. 


domingo, 2 de julio de 2017

Así que pasen cinco años

Lo veíamos venir. La LOMCE, la mal parida, peor concebida y desastrosa ley educativa del PP, la más polémica y repudiada de todas las que ha tenido este país, permanecerá vigente, sine díe, mientras no culmine (si llega a hacerlo) el traqueteante proceso parlamentario que podría dar lugar a una ley nueva. Dos años más como mínimo, afirman algunos. Lo que unido a los tres que lleva implantándose, suman cinco. ¡Cinco años de LOMCE!... 
De esto trata nuestra última colaboración en el diario.es Extremadura. Para seguir leyendo pulsar aquí.   

jueves, 29 de junio de 2017

¡Más religión y menos ética!

En el último decreto curricular la Consejería de Educación osó recortar muy tímidamente los seculares privilegios de los que goza la religión católica para inculcar su doctrina en las aulas. Ante este hecho, la Iglesia y algunos colectivos de padres han reaccionado con virulencia, y el asunto ha llegado a los tribunales. Analicemos el asunto... (Para leer el artículo completo en El Periódico Extremadura pulsar aquí).

jueves, 22 de junio de 2017

La creatividad y otros mitos pedagógicos.


La insistencia en ciertas metodologías es sospechosa. ¿Habrá cosas más potencialmente manipuladoras que un juego, un dibujo, una canción, o una dinámica de grupos? La palabra y el diálogo permiten la autorreferencia y la reflexión. La imagen o el arte (a no ser que luego se dé la palabra) no. Por eso son medios fabulosos para infundir de forma dogmática e inconsciente todo tipo de ideas (porque la asepsia ideológica que se pretende es, por supuesto, imposible: todo – incluso no decir nada – es ideología)... De esto trata nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

jueves, 15 de junio de 2017

El don


Decía el filósofo Jacques Derrida que un regalo solo es tal si no conocemos quién nos lo hace. Si lo conocemos, ya no es un regalo (o un “don” como dice él), sino una deuda contraída, una forma sutil de incluirnos en el sistema de toma y daca del mercado. Más aún si ese regalo son trescientos veinte millones de euros. Esta es la cantidad que ha donado la Fundación del empresario multimillonario Amancio Ortega para adquirir máquinas de diagnóstico y tratamiento del cáncer en hospitales públicos.

¿Es legítimo que el sistema de salud pública (es decir, el Estado) acepte donaciones de este tipo para financiar necesidades sanitarias? ¿Qué deudas contrae la sociedad al aceptar estas donaciones?... Sobre esto trata nuestra última colaboración en el diario.es Extremadura.


Sobre el ser y la metafísica II (7ª sesión Taller de Filosofía del Ateneo de Cáceres Abril-junio 2017)


El pasado miércoles celebramos nuestra 7ª sesión del Taller de Filosofía del Ateneo de Cáceres. La segunda dedicada a la ontología. Después de establecer ciertas distinciones inevitables en cuanto al ser (el ser en sí, y el ser como apariencia), y de describir sumariamente los dos grandes grupos de teorías metafísicas (metafísicas de la trascendencia y metafísicas de la inmanencia), pasamos a explorar con todo detenimiento el grupo de metafísicas inmanentistas que apuestan por identificar el ser con la naturaleza. A estas teorías, que reciben muchos nombres (realismo, materialismo, cientifismo, naturalismo...), se les concede hoy un enorme crédito. Sin embargo, plantean enormes problemas lógicos y ontológicos, hasta el punto de que, pensadas hasta el fondo, conducen al nihilismo y al escepticismo más radical. Para salvarse de el, la metafísica naturalista acude a teorías como el nominalismo (o ficcionalismo), el conceptualismo o el emergentismo, todas ellas teorías igualmente discutibles (de hecho, fue lo que más se discutió en la sesión). El próximo miércoles 22 trataremos de las metafísicas inmanentistas que identifican el ser con la mente (las metafísicas idealistas) y de las metafísicas de la trascendencia, y veremos si no nos quedamos atrapados en alguna alucinación o sueño, o abducidos por el misterioso mundo de las ideas...  

Como siempre, y mientras edito las notas de la ponencia comparto la presentación que da idea de todo lo que tratamos y una bibliografía básica.









miércoles, 14 de junio de 2017

Por la raja de tu falda

Justificar la censura del cuerpo o la ropa de alguien «porque provocan emociones y acciones que no podemos controlar» equivale a eximirnos de nuestra condición humana y concebirnos como un autómata. Es, además, el mismo argumento que emplean los defensores del «burka». O –en otro orden de cosas, pero que siempre viene muy al pelo– los enemigos de la libertad de expresión: «como eso que dices, o de lo que te ríes, vulnera mis sentimientos o mis creencias, te callas»... De esto trata nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí  

jueves, 8 de junio de 2017

Sobre el ser y la metafísica I (6ª sesión Taller de Filosofía del Ateneo de Cáceres Abril-junio 2017)

El pasado miércoles celebramos nuestra 6ª sesión del Taller de Filosofía del Ateneo de Cáceres.  Esta vez dedicada a la ontología. Nos preguntamos por el ser, es decir, por lo más absoluto y radical de todo. ¿Qué es "es"? ¿Es una estéril tautología, una mera palabra, un concepto, o es la realidad suma? ¿Es lo que tenemos delante de las narices, o más bien detrás, o algo más allá de ellas? ¿Cómo distinguir un ser de otro? ¿Existe igual un piano que un sonido, Cervantes que Don Quijote, Darwin que la ley de la evolución? ¿Cómo sabemos que no somos personajes de un vídeo juego? ¿Dónde está lo que aún no es, o lo que dejó de ser? ¿Por qué el ser, y no la nada? ¿Explica algo de todo esto la ciencia?...

Mientras edito las notas de la ponencia comparto la presentación, que da idea de todo lo que tratamos y una bibliografía básica.

El próximo miércoles 14 trataremos de las doctrinas o teorías metafísicas, desde el naturalismo más rastrero al misticismo más celeste, pasando por todo lo que hay en medio. Será, como siempre, de 20 a 21.30.






miércoles, 7 de junio de 2017

¿Pueden los varones hablar de feminismo?

... Otro argumento para segregar a los varones en ciertos foros feministas es que “el feminismo (como otras teorías emancipadoras) debe ser explicado y defendido con prioridad por aquellos que sufren, en primera persona, este tipo de opresión”. Creo que esto es otra versión de la falacia “generis causa”. Sufrir el machismo no te hace necesariamente más experto o eficaz en la exposición o defensa del feminismo. Igual que ser víctima del terrorismo o el racismo no hace a alguien necesariamente más capaz de explicar sus causas o proponer medidas para erradicarlos (lo cual no significa, obviamente, que no haya que escuchar a las víctimas). Las ciencias, o incluso la praxis política, son tareas que requieren una distancia y objetividad que no es siempre favorecida por la experiencia en primera persona... De esto trata nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

lunes, 5 de junio de 2017

Imaginarios políticos.

Relatos o imaginarios políticos hay muchos, aunque no infinitos. En nuestro entorno hay dos muy comunes (amén de otros más marginales): el progresista y el conservador, cada uno asociado a ciertas ideas tabús (igualdad, justicia, solidaridad, integración, protección, libertad, autoridad, familia, tradición, mérito...) y a una infinidad de elementos culturales. Según algunos politólogos, los progresistas se identifican con con el rock, el círculo, la poesía o el óvulo, y los conservadores con la música clásica, la línea recta, las matemáticas o el espermatozoide...

Tal vez todo esto parezca una frivolidad. Pero es lo que hay. Nuestro (perezoso) cerebro es más dado a confiar en los relatos con los que nos identificamos que a analizar objetivamente los datos y reflexionar de modo crítico sobre las ideas. De hecho, la mayor parte de la gente escoge sus opciones políticas en función de versiones todavía más simples de imaginarios como los que hemos citado arriba. Votan o dejan de votar a unos u otros porque “son gente de orden” o “porque tienen una familia ejemplar” o “porque quieren que España sea como Venezuela” o “porque son unos pijos” o “porque son demasiado jóvenes” y mil trazos sueltos – y gruesos -- más de uno u otro cuadro ideológico.


A esta hiper-simplificación de los imaginarios contribuyen los medios de comunicación que, en su afán por crear espectáculo, acortan, afilan y vulgarizan los mensajes. Y también la sobreinformación que procuran esos mismos medios. Contra lo que podría parecer, tanta información (la mayor parte de ella superficial y reiterativa) no produce necesariamente ciudadanos mejor informados, sino gente que, ante el ruido y la impresión de complejidad, se refugia en su burbuja ideológica y mediática particular. Como saben psicólogos y sociólogos, las personas solemos ignorar las pruebas que contradicen nuestras creencias y tendemos a ajustar los hechos a las mismas. En las redes sociales en las que vivimos hoy, y en las que la información está indisolublemente ligada a nuestras preferencias personales (amigos, gustos, hábitos de consumo), podemos tener una muestra clara de esta simplificación de las narrativas políticas...

Sobre todo esto y algo más trata nuestra última colaboración en el diario.es Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.